Mi lista de blogs

La felicidad tiene como costo un cierto nivel de ignorancia.. 

Necesidad

Hace varios meses que siento necesidad de escribir...
No sera esta noche.
Pero ya sera. 

Sigo queriendo ir

No importa si hay otro mundo o un cielo o el mismísimo lodo metiéndose en mis entrañas
Me quiero ir...

Me quiero ir.

Sabes cual, creo, que es la diferencia, vos escapas hasta de eso; yo en cambio soy demasiado consciente.
La idea de terminar es recurrente, va y viene, viene y va…
Miedo? No, justamente eso no; paz, alivio, descanso; esas sensaciones despierta la idea de la muerte en mí.
Las lágrimas, cuando pienso en esto, caen pero no de miedo ni angustia ni desolación por mí, sino por los que quedan y ni siquiera por todos sino más bien por uno…mi hijo.
Sí, mi hijo me retiene en este mundo. No es porque pienso que este mundo no es para mí y esas bobadas que dicen los que se quieren matar, la verdad que solo estoy  cansada y no encuentro quien despierte lo bueno que supuesta mente
tengo, que todos tienen, al menos eso es lo que se dice no? “Todos somos buenos para algo, solo tienes que buscar en tu interior” ja ja ja
Bueno, no! No soy buena para nada, ya tengo 40 y aún no soy buena para nada.

No soy buena amiga- no llamó a las personas que yo considero amigos, no les pregunto cómo andan, no sé qué hacen.

No soy buena novia- no llamo para decirte que te amo, a gatas te lo digo en la cama entre gemidos, si es que sale; no corro a abrazarte aunque te halla extrañado todo la noche

No soy buena cocinando-aunque me interese aprender todo se quema y sale mal

No soy buena limpiando- siempre quedan migas cuando termino de barrer, hay grasa en los platos limpios.

No se retener a la gente que amo- simplemente si se quieren ir, los dejo.

No soy buena madre- mi hijo tiene 14 años y nunca le enseñe nada, nada de las cosas cotidianas como: lavarse la cara a la mañana, peinarse, hacer la cama, jamás le enseñe nada.

No sé ser divertida- nunca me acuerdo un chiste y si me acuerdo no lo sé contar, no tengo tema de conversación, nunca sé de qué hablar.

No se mostrarme ni siquiera con mis hermanas- ellas tiene una idea de mi persona que yo desconozco.

Mi mundo es gris, ni negro ni color de rosa, gris.


Usa protector solar.

Levantarme temprano
Sonreír
Desayunar con mi hijo
Acompañarlo al colegio
Practicar manejo (si mi vieja dispone de tiempo)
Hacer una hora de bici fija
Sonreír
Ducharme
Ir a trabajar.

SONREIR TODO LO QUE PUEDA
SONREIR
REIRME DE TANTAS COSAS COMO SEA POSIBLE (sin ofender a nadie)
TOMAR AGUA (pondré la alarma del celu para no olvidar eso)
SONREIR
Volver a casa y besar a mi hijo con primera medida
Sonreír
Cocinar algo sano (necesito más verduras)
Mirar tele
Mirar el Facebook

Sonreír
Irme a dormir.

Gracias Limón !

Entrar antes al espacio de Limón, no es bueno. Me limpió de un plumazo toda la mierda que pensaba escupir en pocas palabras acá.

Pufff como cuesta no caer la puta madreeee !!!

La risa ayuda
 la risa ayuda
la risa ayuda
la risa ayuda 
 la risa ayuda
 la risa ayuda

Lo negro me persigue

La vista se me nublo.
Las cosas las veo turbias, mire atrás, de frente o hacia adelante, todo está gris…otra vez.
No, esto no es gris, la cosa se vuelve negra.
No me gusta.

No solía tener esta visión de las cosas, de mis cosas, sentía que algo todavía podía cambiar, pero ahora hasta tener una buena  visión se me hace cuesta arriba.